Cómo elegir el mejor vallado para una finca

Al pensar en cercados metálicos en Alicante para el vallado de una finca, algo necesario para que personas ajenas puedan acceder a la misma y llevarse siembra o ganado, hay que tener presente diferentes aspectos. La clave está en optar por un vallado que sea lo suficientemente seguro para evitar que personas no autorizadas puedan acceder a la misma.

¿Qué características debe tener un vallado de finca?

Si estás pensando en un vallado para proteger tu finca debes valorar las características de esta, además de tener en cuenta lo que se encuentra en su interior, ya que las necesidades puedan variar en función de si se trata de seres vivos o no. Aquellos que albergan animales en su interior deben tener un extra de seguridad que evite que estos puedan salirse y escaparse a otras fincas.

Como expertos en cerrados metálicos Alicante podemos asesorarte en este sentido, siendo habitual optar por dos tipos de vallados que son muy utilizadas por su relación calidad – precio y por las posibilidades que ofrece al separar entre siembra y ganado:

  • Vallados cinegéticos: Son cercados que ofrecen numerosas ventajas, entre las cuales se encuentra su elevada resistencia. Además, es una solución económica que permite preservar la fauna, permitiendo que pueda pasar entre diferentes fincas sin producir daños. Es un cerramiento que contribuye al cuidado del medio ambiente.

  • Vallados de simple torsión: Es una solución económica apta para grandes extensiones de terreno y con presencia de elevaciones y relieves, siendo fácil de instalar y muy resistente.

No obstante, en función de las necesidades podemos encontrarnos con otros tipos de mallas y vallados.