¿Cómo hacer el mantenimiento de las vallas metálicas?

Tras la instalación de los enrejados metálicos en Alicante es muy importante saber como llevar a cabo el mantenimiento de las vallas metálicas, de forma que se pueda confirmar que siguen protegiendo el perímetro delimitado al mismo tiempo que mantienen una buena calidad estética. Para poder mantener estas en las mejores condiciones es necesario seguir una serie de pasos.

Consejos para el mantenimiento de las vallas metálicas

Para lograr que los enrejados metálicos se encuentren en el mejor estado posible es importante tener en cuenta los siguientes tips:

  • Inspección: En primer lugar, es importante saber que es clave realizar una inspección periódica. Esta debe encontrarse adaptada a la meteorología del lugar en el que se encuentra instalada. En el caso de que se encuentren las vallas metálicas instaladas en zonas con temperaturas extremas, con muchas lluvias, o donde hay aguas salinas, se deben revisar cada mes o cada dos meses. En caso de que no se den este tipo de casos, se pueden inspeccionar cada tres o cuatro meses.
  • Daños en la pintura u óxido: Si durante alguna de las inspecciones se advierte que la pintura se agrieta o pela, es necesario solucionar el problema antes de que se extienda. Para ello, se deben usar cepillos de alambre y retirar cualquier óxido. Además, es aconsejable utilizar líquidos quita oxido. Luego usa una imprimación para metal y aplica un par de capas de pintura protectora.
  • Limpieza: La limpieza es un paso fundamental para mantener las vallas metálicas, porque la suciedad aumenta el peligro de que se dañe la pintura y haya corrosión.