Cercados metálicos de simple torsión

En nuestra empresa de cercados metálicos en Alicante sabemos la importancia de dar una respuesta eficaz a cualquier tipo de cerramiento, por eso ofrecemos el cercado de simple torsión, el más tradicional de los existentes. Es posible encontrarlo galvanizado únicamente o galvanizado y plastificado en diferentes colores, aunque el más habitual es en verde.

Características de los cercados de simple torsión

Este tipo de cercado metálico se caracteriza por su forma de rombo y es la opción más recurrida en cualquier entorno, tanto por su precio como por su eficacia. Esta malla se puede colocar en cualquier tipo de cerramiento independientemente del terreno. Este cercado bien colocado ofrece un resultado muy atractivo. Además, estamos hablando de una malla que resulta muy fácil de cortar, coser y entrelazar, pudiendo cercar los metros necesarios sin que sea posible notar ningún cambio de rollo o corte en el perímetro.

Su montaje es muy sencillo y lo puede realizar cualquier usuario que sea un poco manitas. Es posible encontrarlo de diferentes calidades y el diámetro de su alambre influye también en su precio, y por supuesto, en el resultado final. 

Una de las principales ventajas del cercado de simple torsión es que se puede usar tanto en cierres residenciales, como en instalaciones deportivas o fincas. De hecho, es apto para extensiones de terreno muy grandes e incluso para aquellos que tienen elevaciones y relieves. En definitiva, es un cercado de fácil instalación, muy resistente, económico y se puede colocar en cualquier espacio.