Diferentes cerramientos para un jardín

Cuando se piensa en cerrar un jardín, los productos que ofrece una firma de cercados metálicos Alicante es una estupenda alternativa, aunque hay otras opciones, como las que os vamos a enumerar en este artículo.

Cerramientos para un jardín

Uno de los cerramientos más clásicos es el que se puede conseguir con la madera. Se trata de uno de los materiales más costosos que hay actualmente en el mercado. Además es necesario que se le realice un mantenimiento periódico dado que al ser un material orgánico requiere cuidados para que mantenga sus características como el primer día.

Es necesario aplicarle un tratamiento específico para que pueda aguantar no solo las inclemencias del tiempo como el frío, la lluvia, viento, nieve, etc. Asimismo también es necesario aplicarle una protección adecuada para que el sol no afecte a la apariencia de la propia madera en sí.

Otra alternativa para hacer un cerramiento de jardín es apostar por las plantas como árboles, arbustos, etc. De esta forma se tendrá una protección completamente natural aunque tendrá que ser muy frondosa si no se quiere que las miradas ajenas puedan ver lo que hay tras la cerca. Por otro lado, también requiere un buen mantenimiento porque puede incluso llegar a pudrirse.

En este caso, si se opta por la tela metálica podemos decir que es todo un acierto porque además de ser una de las formas más económicas, es de las más seguras y además puede combinarse a la perfección con vegetación, haciendo un tándem muy adecuado para el cerramiento de jardines. Además, puede servir como un excelente soporte para flores, plantas trepadoras como enredaderas y muchas otras especies, haciendo que sea una de las opciones más especiales.