La malla de simple torsión o malla de rombo

La malla de simple torsión, conocida popularmente como malla de rombo, es una de las más utilizadas en los cerramientos metálicos Alicante, ya que se emplea para delimitar y/o cerrar todo tipo de fincas residenciales, instalaciones deportivas, cierres residenciales, etc.

Principales características y ventajas

Por lo general, se trata de una malla fabricada en acero galvanizado, aunque también es posible encontrarla en el mercado de tipo plastificado de color verde. Una malla de forma romboidal que posee una enorme demanda tanto por su eficacia como por su precio. No en vano, es uno de los cerramientos metálicos con mejor relación calidad/precio.

Una de las grandes ventajas de la malla de simple torsión es que se adapta perfectamente a cualquier tipo de terreno. No importan ni las características ni la inclinación que tenga el suelo, ya que la malla se puede instalar sin ningún problema en cualquier situación.

Además, es una malla muy fácil de cortar, coser y entrelazar, por lo que se pueden vallar fácilmente todos los metros que sean necesarios. Su versatilidad es, sin duda, uno de sus puntos fuertes.

A todo esto hay que añadir que se trata de una malla muy resistente y de gran durabilidad. Su montaje es muy sencillo, hasta el punto de que cualquier persona lo puede hacer.

Todas estas ventajas son razones más que suficientes para considerar que la malla de simple torsión es uno de los cerramientos metálicos más vendidos.