Los esmaltes antióxido para los cercados metálicos

Los cercados metálicos en Alicante son de excelente calidad. Sin embargo, al estar expuestos a la intemperie necesitan de un mantenimiento regular. Es por eso que, en alguna ocasión, es muy probable que requieran de una mano de pintura para que vuelvan a lucir casi como el primer día.

Tipos de esmaltes antióxido que puedes utilizar

A la hora de pintar los cercados metálicos, no solo tendrás que elegir el color y textura que desees. También es muy importante que le apliques un esmalte antióxido para que el material pueda durar mucho más. Hay que tener en cuenta que las vallas y los cercados al aire libre están muy expuestos al óxido y a la corrosión.

De entre los esmaltes que puedes elegir están el esmalte antióxido de color, el martelé o amartillado, el esmalte con efecto forja, el esmalte para climas extremos, el esmalte con efecto óxido o los esmaltes con efecto envejecido, acero o bronce.

En el caso de que la superficie del cercado sea nueva, lo más recomendable será aplicarle en primer lugar una imprimación para metales. Una vez que se haya secado, se le aplica el esmalte antióxido del color y la textura que hayas elegido. De esta forma, podrás disfrutar de un mejor mantenimiento y tus vallas y cercados te durarán mucho más.

No obstante, si vas a pintar la superficie metálica con una pintura antioxidante, no resulta obligatorio aplicar una imprimación antioxidante. Solo sería más que recomendable en los casos en los que hayas decapado toda la superficie. Con la imprimación obtendrías una mayor adherencia del esmalte durante más tiempo.