Origen del alambre de espino

Uno de los grandes cerramientos metálicos de la historia reciente es el alambre de espino, ¿conoces cuál es su origen? Es uno de los más sencillos cerramientos metálicos Alicante que podemos encontrar, pero no por ello deja de ser una opción bastante efectiva en determinados casos.

¿Cuál es el origen del alambre de espino?

Los cerramientos o delimitaciones de un terreno, por ejemplo, siempre se hicieron con arbustos espinosos, piedras, vallados de madera, etc. Estos sistemas funcionan bien en zonas que no son demasiado amplias, pero cuando lo son, estos materiales dejan de ser tan efectivos y se requieren otra clase de cerramientos.

Michael Kelly y Joseph Glidden tienen mucho que ver con el alambre de espino. Kelly inventó un alambre que era capaz de usarse en espacios amplios desde 1868. Se trataba de un alambre al que se le acompañó de diferentes cuchillas, pero éstas acababan moviéndose y finalmente no eran demasiado efectivas.

No fue hasta el año 1874 cuando Glidden inventó el alambre que todos conocemos hoy en día y puede llegar a funcionar correctamente como cerramiento en una finca con ganado, tanto para impedir la entrada de animales grandes como su salida.

El alambre que inventó era uno sobre el que se trenzaba otro con pequeñas púas, quedando fijas e inamovibles, muy parecido al alambre de espino que todos conocemos hoy en día. Desde aquel momento fue evolucionando poco a poco aunque no mucho y actualmente se puede decir que es prácticamente el mismo que en aquellos años, siendo usado para la ganadería o incluso el ámbito militar entre otros.