¿Qué es y para qué sirve una malla de ocultación?

A la hora de pensar en cerramientos metálicos en Alicante para preservar la intimidad del jardín, la malla de ocultación es perfecta para ello, ya que es un sistema que se instala de una forma sencilla y que también es fácil de mantener.

La utilidad de una malla de ocultación

Los cerramientos de malla de ocultación están pensados para poder ocultar de forma ligera o amplia, según se desee, lo que hay al otro lado de ellas, pudiendo encontrarse en una amplia gama de colores y con la posibilidad de, incluso, colocar sobre ellas algún tipo de estampado para que vaya acorde a los deseos de cada persona.

Cuando se confía en profesionales de los cerramientos metálicos, se debe saber que, en todos los casos, este tipo de mallas se pueden elegir con tratamiento de protección contra los rayos ultravioleta. De esta manera se evita que tanto su diseño como el color pueda llegar a dañarse con el paso del tiempo.

Este tipo de cerramiento metálico junto al elemento de ocultación se vende en rollos, lo que hace que sea necesario llevar a cabo empalmes en su instalación. Habitualmente se comercializan en colores verde, gris o negro y se pueden elegir las medidas necesarias para poder adaptarlo a las necesidades y las zonas más complicadas. Existen diferentes tamaños tanto de longitud como de altura.

Una malla de ocultación está recomendada para grandes jardines, terrazas y balcones de edificios, e incluso se puede usar para cercados industriales. No obstante, habitualmente se utiliza para ocultar lo que hay en el interior de grandes fincas.