Tipos de cercados metálicos

Si estás pensando en poner cercados metálicos Alicante y no tienes muy claro el tipo que mejor se adapta a tus necesidades, en este artículo te vamos a comentar cuáles son los tipos más habituales con los que se suele realizar el vallado.

Los cercados metálicos más comunes

  • Malla de simple torsión o ciclónica: Es el tipo de malla más común y más barato, ofreciendo una buena relación calidad precio. Estas mallas cuentan con la ventaja de son fáciles de cortar y entrelazar y que se pueden colocar en prácticamente cualquier lugar, sin importar que el terreno tenga muchos relieves.
  • Malla de triple torsión: La tela de la malla se divide en hexágonos, y es mucho más resistente que la malla de simple torsión. Es un tipo de malla muy flexible, lo que proporciona la posibilidad de colocarla casi en cualquier lugar. Suelen emplearse mucho en granjas, especialmente en los gallineros.
  • Mallas para ganado: Tal y como se puede deducir, se usan en ganadería, para cercar fincas de ganado o para realizar jaulas para pequeños animales. Son muy resistentes por lo que impide que los animales puedan escaparse.
  • Mallas electrosoldadas: La tela se divide en cuadrados, que pueden ser de tamaño grandes, medianos o muy pequeños. Son mallas muy manejables y ligeras, no tiene nudos de fijación por lo que si se rompe una zona de la malla no se va a desarmar entera. Se suelen utilizar en el cercado de fincas, para separar huertos, etc.
  • Cercado metálico rígido: Este tipo de cercado se emplea especialmente para proteger casas, jardines, piscinas, colegios… Es muy resistente y estéticamente mucho más bonitos que cualquier otro tipo de malla de cercado.